El apretón de manos

Hace tiempo, el apretón de manos era una forma de decir: “Puedes fiarte de mí”.

Un hombre tendía la mano a otro para demostrarle que no iba a desenvainar la espada. Si el otro le tendía a su vez la mano, se unían las dos en un fuerte apretón. Así veía cada uno que el otro no empuñaba ninguna arma, y sabía que podía fiarse de él.

Hoy no ceñimos espada; sin embargo, el apretón de manos puede significar todavía: “confía en mí”. Hombres y mujeres se dan actualmente la mano en un gesto de cortesía.

A veces, el apretón significa: “encantado de verte”, “me alegro de encontrarte de nuevo”, “bienvenido”, “adiós”, “espero que nos volvamos a ver”, etc.

0 0 votos
Puntaje
Suscríbete
Notificación de
guest

0 Comentarios
Comentarios interlineados
Ver todos los comentarios
0
Me encantaría conocer tu opinión, por favor, comenta.x