Mi esqueleto

Mi esqueleto crece como yo. Está formado por 206 huesos en total.

Los huesos dan forma a mi cuerpo.

En los huesos se almacenan minerales para ser empleados cuando mi cuerpo los necesite.

Dentro de mis huesos se forman las células de la sangre.

Los huesos protegen mis órganos internos. Los huesos de mi cráneo protegen mi cerebro. Los huesos de mi columna vertebral protegen mi medula espinal. Los huesos de mi pecho protegen mi corazón y mis pulmones.

La mayor parte de mis huesos están separados por un cartílago. El cartílago es más blando que el hueso. Sirve para que los huesos no rocen unos con otros.

Los huesos se juntan en sitios que se llaman articulaciones. Algunas articulaciones, como las de mi cerebro, son fijas. Otras, como las de mis piernas, son móviles. En la figura aparecen sólo unas cuantas articulaciones. Tengo otras en mis mandíbulas, hombros, caderas, muñecas, talones y dedos de las manos y de los pies.

Mis huesos se mueven en grupos. Por eso soy capaz de efectuar todos mis movimientos.

En los dibujos hay algunos huesos que pueden verse en el cuerpo del niño, pero no en el de la niña. Pueden verse en el cuerpo del niño porque éste ha sido representado de lado.

0 0 votos
Puntaje
Suscríbete
Notificación de
guest

0 Comentarios
Comentarios interlineados
Ver todos los comentarios
0
Me encantaría conocer tu opinión, por favor, comenta.x