Por la carretera

Posted in 14 - Cómo soy yo, Mi mundo se ensancha


Me gusta viajar con mi familia.
A veces nos paramos a dormir en un hotel. Es divertido salir de casa.
El hotel tiene piscina.
A mí me gusta mucho nadar, y me pongo muy contento cuando mi padre dice:
«¿Qué, nos damos un chapuzón?»

Me gusta viajar con mi familia. Voy al garaje con mi padre. El mecánico revisa el coche para que no se nos estropee.

Volvemos a casa, y allí ayudo a mi madre a hacer la maleta con todas las cosas que yo necesitaré. Entonces ya estamos listos.

Mientras vamos por la carretera miro los mapas. Los países parecen pequeños en los mapas, pero la verdad es que las carreteras son muy largas entre una ciudad y otra. Yo veo puentes, túneles, lagos, ríos, granjas, bosques y fábricas, y me doy cuenta de lo grande que es el mundo.

Cuando viajamos nunca sé qué voy a ver al salir de la próxima curva. Tal vez un monito disfrazado. O un grupo de excursionistas. Un camión cargado de corderos. Y gente, sobre todo mucha gente.

Hay veces que dormimos en un hotel. En otras ocasiones pernoctamos en casa de algún amigo. Cada mañana, antes de reemprender el viaje, me aseguro de que no me dejo nada.

Me gusta viajar, pero cuando estamos ya cerca de casa me pregunto qué aspecto tendrá mi hogar y cómo me recibirán mis amigos. Siempre encuentro bonita mi casa. Mis amigos gritan al verme: “¡Ven a jugar!”

Me gusta comer en los restaurantes.
Allí puedo escoger lo que quiero comer entre una larga lista de cosas apetitosas.
Cuando es hora de descansar mi madre me acuesta.
Estoy tan cansado que me duermo tan pronto mi cabeza toca la almohada.
Cuando llega la hora de partir, mi madre nos enseña una línea trazada en el mapa. «Mirad -dice-; éste es el camino que vamos a seguir».

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.