Respuestas a mis preguntas

Posted in 14 - Cómo soy yo, Yo pregunto, yo pienso


Si me hago preguntas, tengo interés en hallar las respuestas.

Los perros tienen orejas supersensibles. Mi perro conoce el ruido de mis pasos al andar.

Las personas que son zurdas resulta que tienen más desarrollada la parte del cerebro que gobierna su lado izquierdo que la que gobierna su lado derecho.

Yo bostezo porque estoy soñoliento. Las bocanadas de aire llevan un exceso de oxígeno a mi organismo, y entonces me siento más despejado.

Cuando engullo los alimentos, una especie de tapadera llamada epiglotis cierra mi tráquea. Los alimentos pasan por encima de la tráquea y se dirigen al estómago.

He aquí por qué tengo hipo: mi diafragma se mueve e impulsa aire dentro de mis pulmones. Si mi epiglotis está cerrada, el aire la golpea. Esto es causa de que se muevan mis cuerdas vocales, y emitan un sonido parecido a un hip.

No me duele cortarme el cabello o las uñas porque son partes de mi organismo que carecen de nervios. Sólo puedo sentir dolor en los lugares de mi cuerpo que tienen nervios.

En mi codo hay un nervio que va en sentido paralelo a la superficie. Cuando me doy un golpe el nervio resulta afectado, y por esto noto sus movimientos hasta la punta de mis dedos.

Yo comprendo las respuestas a mis preguntas porque tengo cerebro.

Leyendo libros aprendo cosas de lugares que nunca he visto.
Aprendo mirando. Por eso sé que las orugas tienen unos sensores que las guían cuando se arrastran.
A veces, cuando estoy comprando, veo cosas que me intrigan. Entonces, pregunto. Es otro sistema de aprender.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.