Yo pregunto, yo pienso

Posted in 14 - Cómo soy yo, Yo pregunto, yo pienso


A menudo me hago preguntas sobre cosas que no sé. ¿ Por qué sube mi temperatura cuando estoy enfermo y no cuando hace mucho calor?
¿Por qué siento dolor cuando me corto un dedo y no cuando me corto el cabello o las uñas ?
¿Cómo se orientan las aves migratorias?
Para cada pregunta quiero una respuesta.
Algunas no las sé y tengo que consultarlas.

«Había una casa. Las ventanas de los cuatro lados estaban orientadas al sur. Un oso se paseaba por delante de la casa. ¿Qué clase de oso era?»

Esto es lo que me preguntó mi abuelo. Y no quería decirme la respuesta.

Y yo pensaba y pensaba. Durante muchos días estuve pensando en osos: gris, negro, blanco, pardo.

Recordé los osos del parque, y los osos de los circos, e incluso los osos de los dibujos animados.

Pensé en toda clase de casas: grandes, pequeñas, de madera, de ladrillo, de bambú y de hielo.

Pensé en todas las ventanas que se puede pensar. Y también pensé acerca del norte, del sur, del este y del oeste… Norte, ¡el polo norte!

Aquel día le dije a mi abuelo: «Abuelito, ya sé qué oso era. ¡Era un oso blanco!» Y entonces le expliqué cómo llegué a saberlo.

Mi abuelo se puso muy contento. Me dijo: «¡ Has empleado la cabeza! ¡Esto es pensar!»

Sólo piensan las personas. Yo pienso.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.