De cara al futuro

Posted in 15 - Guía para los padres, De cara al futuro


En el transcurso de los doce años pasados los padres han cuidado de su hijo, han sufrido durante sus enfermedades y lo han acariciado y confortado. Han conversado con él y lo han escuchado. Le han alabado por su buen comportamiento y le han castigado por sus travesuras. Han compartido con él secretos y sentimientos, buenos y malos tiempos. Están seguros de conocer por completo a su hijo. Luego —como de la noche a la mañana— el niño que hasta ahora aceptaba sin discusión las acciones y opiniones de sus padres empieza a desafiar sus palabras y hechos. Cambia de humor sin cesar. Primero planta cara y al instante siguiente obedece como un niño. Este comportamiento confunde y provoca de tal manera a sus padres que empiezan a dudar de su capacidad educativa. Pero no hay que desanimarse. El chico no tiene nada contra sus padres. Sucede que ahora ya es un adolescente, un “adulto joven”.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.