Un jardín en la ventana

Posted in 11 – Hazlo tú Mismo, Pasatiempos para la convalecencia


Materiales:
• vasijas de plástico
• pepitas de melón, naranja, manzana o calabaza
• guijarros
• tierra
• musgo o carbón vegetal

Abre un agujero en el fondo de cada vasija de cartón plástico. Por ese agujero saldrá el exceso de agua. Pon cada vasija en un plato. Coloca los guijarros en el fondo de cada vasija y, sobre ellos, una capa de musgo o carbón vegetal. Pon encima tierra.

Observa cómo crece
Materiales: •    papel secante •    un vaso •    guisantes, judías o semillas de rábano

Pon las semillas en remojo durante una noche.

Forra las paredes interiores del vaso con el secante previamente humedecido. Mira la ilustración.

Introduce las semillas entre el secante y el cristal. Todos los días debes poner cuatro o cinco cucharadas de agua en el vaso para mantener el secante húmedo. Observa cómo crecen las raíces, los pedúnculos y las hojitas.

Echa cinco o seis semillas en la superficie de tierra contenida en cada vasija de plástico. Riégalas cada día. Algunas de las semillas crecen rápidamente. Arranca las que no crezcan bien. Esto proporciona más espacio a las otras.

La nevada

Materiales:

•    un tarro de cristal con tapa roscada

•    2 cucharadas de naftalina en polvo

•    pegamento a prueba de agua

•    una estatuilla

Pega la estatuilla en la parte interior de la tapa del tarro y deja que se seque durante toda una noche.

Llena de agua el tarro, casi hasta el borde, y pon en él la naftalina. Después, embadurna con el pegamento la rosca de la tapa y ponía en el tarro. Déjala secar un día.

Ahora ya puedes agitar el tarro y contemplar cómo “nieva”.

Trata de proyectar las sombras de animales explicadas en esta página. Si ensayas, pronto serás capaz de inventar otras muchas. Mueve los dedos para que el animal abra y cierre la boca, agite las orejas o bata las alas.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.