Una visita a tu propia ciudad

Posted in 11 – Hazlo tú Mismo, Excursiones, viajes y visitas


Visitar tu propia ciudad puede convertirse en una experiencia interesante.

Las obras en construcción

A todos nos gusta observar la construcción de un edificio, ya sea una escuela, una casa o un rascacielos.

Si cerca de tu casa se está construyendo alguno, no te faltarán ocasiones de ir a verlo muchas veces para observar cómo va creciendo. Incluso puedes llevar un diario con los progresos que observes. Te será fácil también hacer una maqueta del edificio con trozos de madera: cada vez que se termine una planta del edificio añade un trozo de madera a ella.

El parque de la ciudad

En un parque urbano puedes columpiarte, correr o jugar en el espacio destinado a ello. En algunos hay estanques donde está permitido hacer navegar pequeños barcos.

Los grandes almacenes

Los grandes almacenes venden muchas cosas. Es interesante visitarlos y contemplar la variada exposición de artículos.

La mayoría de ellos tienen ascensores o escaleras automáticas para llevar a los clientes de un piso a otro. Cuando asciendas en una escalera automática, mira a las personas que están en el piso que dejas. Desde donte te halles, te parecerán muy pequeñas.

Después de haber visitado y comprobar cómo son unos grandes almacenes, es posible que quieras jugar a organizados en casa. Puedes usar una gran caja de cartón como mostrador.

El cuartel de bomberos

Los bomberos se prestarán gustosos a enseñarte las instalaciones de su cuartel. Verás los vehículos rojos y brillantes, las grandes botas de goma, los uniformes y los cascos. En muchos cuarteles hay una larga barra que los bomberos utilizan para bajar por ella en caso de alarma.

Después de la visita, haz dibujos de los camiones y de los uniformes que has visto.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.