Copos de nieve y abejas

Posted in 13 – Matemágicas, Del punto a la catedral


Los copos de nieve constituyen un hermoso espectáculo al caer girando desde el cielo en un gris día invernal. Pero son aún mucho más hermosos vistos de cerca, a través del microscopio. Contemplados así parecen la obra de un artista. Se puede observar que cada copo de nieve tiene un bonito dibujo de encaje. ¡Y cada dibujo es diferente!

Aunque todos los copos de nieve tienen distinto dibujo, su figura es la misma. Siempre tiene seis lados; o sea, que se trata de un hexágono.

Un hexágono está formado por seis triángulos equiláteros, es decir, de lados iguales. Muchas de las cosas que hay a nuestro alrededor tienen forma de hexágono. Los ojos de la

mayoría de los insectos están compuestos de muchísimos hexágonos pequeños. Probablemente, a los insectos todas las cosas se les aparecen divididas en hexágonos.

Las abejas edifican en forma de hexágono sus panales o cámaras para almacenar la miel. Algunas avispas y otros insectos también construyen en sus nidos cámaras de almacenaje en forma de hexágono. Y, en realidad, es la mejor forma que podrían usar, ya que los hexágonos se acoplan entre sí perfectamente.

Las abejas construyen compartimientos en forma de hexágono para almacenar su miel. Los hexágonos se acoplan perfectamente, formando lo que llamarnos un panal.

De hecho, sólo hay tres figuras triángulos, cuadrados y hexágonos— que se acoplen perfectamente por todos los lados. Si quisieras cubrir un tejado con tejas, podrías hacerlo utilizando triángulos, cuadrados o hexágonos del mismo tamaño, y así no quedaría ningún hueco entre las tejas. Pero esto no lo conseguirías con ninguna otra figura.

0 0 votos
Puntaje
Suscríbete
Notificación de
guest

0 Comentarios
Comentarios interlineados
Ver todos los comentarios
0
Me encantaría conocer tu opinión, por favor, comenta.x