Mi ojo por dentro

Posted in 14 - Cómo soy yo, Yo por fuera y por dentro


Mis ojos y mi cerebro trabajan juntos.

Cuando miro una cosa, la luz que se refleja de ella

entra en mi ojo a través de una cubierta transparente llamada córnea. La luz toca unos nervios que hay en el fondo de mi ojo. Estos nervios envían mensajes acerca de la luz al cerebro. Cuando mi cerebro recibe estos mensajes, sé que veo alguna cosa.

El círculo de color que hay en mi ojo se llama iris. En el centro del iris hay un puntito negro que recibe el nombre de pupila. La pupila es el agujerito por el cual entra la luz en mi ojo.

Hay músculos en el iris que agrandan o reducen la pupila según la luz que ésta recibe. Cuanto mayor sea la oscuridad, más grande se hace mi pupila. Cuanto más iluminado esté un lugar, tanto menor se hará mi pupila.

Detrás de la pupila se halla el cristalino. El cristalino es transparente. A través de él puede pasar la luz.

La parte interior de mi ojo está llena de un líquido claro. La luz también atraviesa este líquido y llega a la parte posterior de mi ojo, donde están los pequeños nervios.

Estos nervios envían sus mensajes a un nervio mayor. Los mensajes viajan por el nervio grande hasta llegar al cerebro. Mi cerebro los interpreta. Veo y comprendo lo que estoy viendo.

Uno de mis ojos
Veo mi ojo

El interior de mi ojo    

En mi retina hay más de cien mil nervios.
La luz toca los nervios y éstos envían los mensajes de la luz a mi cerebro.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.