La edad escolar: Salud y seguridad

Posted in 15 - Guía para los padres, La edad escolar


Es muy importante que el niño pase un examen médico antes de entrar en la escuela. Las escuelas generalmente dan unas hojas para ser rellenadas por el médico del niño. Muchas escuelas exigen una radiografía del pecho y las vacunas de la difteria, el tétanos, la poliomielitis y la viruela. Aunque en el colegio no lo exijan, son muy convenientes las revisiones de ojos, oídos y dientes. Si antes de ingresar en la escuela se corrigen los problemas de visión —con lentes cuando es necesario— y se solucionan posibles caries dentales el niño vivirá y estudiará con mayor empuje que un compañero obstaculizado por una visión o audición defectuosa, o tal vez dolor de muelas.
Seguridad
El primer día en la escuela es uno de los acontecimientos más importantes en el pequeño mundo del niño. Antes de empezar el curso los padres deben recorrer con él el camino de casa a la escuela o conseguir que un muchacho de más edad acompañe al niño para que conozca la ruta a seguir y la entrada de la escuela que debe usar. Es necesario insistir una y otra vez sobre el modo de cruzar la calle en los pasos de peatones, obedeciendo a los guardias, observando los semáforos y vigilando el tráfico.
Hay que enseñar al niño a volver a casa directamente, sin entretenerse por el camino. Conviene aconsejarle que no acepte ni la compañía ni la conversación de extraños. No es preciso asustarle; es suficiente con presentarle la realidad de modo que aprenda a aceptar sus responsabilidades y su nueva vida. Conviene también que el niño aprenda su nombre y dirección completas, por si se pierde.
Algunos padres prefieren acompañar a sus hijos en los primeros días para comprobar que conocen el camino. Algunos niños tienen la suerte de vivir junto a un compañero de clase y hacen el camino juntos. Pero aunque se confíe en ambos, es mejor que vayan acompañados por uno de más edad.
Incluso entonces puede haber complicaciones. El acompañante de más edad puede mirarlo como una carga o una complicación y atormentarlo durante todo el camino. Un niño de más edad, especialmente si se trata de su hermano, lo trata como si fuera de su propiedad privada e intenta dominarlo de tal manera que da lugar a enojadas protestas. Antes de elegirle una compañía conviene asegurarse de que el niño no tiene problemas de esta índole.
En algunas comunidades los niños más pequeños son conducidos a la escuela en autocar Generalmente se los recoge en lugares determinados a lo largo del camino. En este caso debe haber una persona responsable de la seguridad de los niños y que se ocupe de que suban y bajen del autocar con cuidado. También es muy importante asegurarse de que el autocar esté en buenas-‘condiciones, de que su conductor sea hábil y prudente y de que elige rutas tranquilas, libres de peligros imprevistos. En caso de dudas sólo hace falta hablar con el responsable de este servicio.

La oscuridad es uno de los peligros que acechan a los niños en estos primeros años escolares: Ellos no se dan cuenta de que cuando caminan a lo largo de carreteras poco iluminadas los automovilistas tienen dificultad en divisarlos. Los niños deben disponer de materiales fosforescentes que brillarán a la luz de los faro* de los
automóviles y que indicarán su presencia con anticipación. Pueden llevar, por ejemplo, una banda para el cuerpo, sujeta a la ropa, o una placa en la bicicleta.
Enfermedades más corrientes y sus síntomas
Las enfermedades contagiosas son muy corrientes durante estos años. Algunas pueden ser evitadas por medio de la vacunación. Pero otras como los resfriados, anginas y tos, son tan frecuentes como inevitables y los padres deben hacerse a la idea de que sus hijos serán víctimas de ellas.
Si el niño ha estado en contacto con algún otro niño afectado por una enfermedad contagiosa, su profesora o el médico del colegio deben
comunicarlo a sus padres, detallándoles además los probables síntomas de la enfermedad. Si el niño muestra estos síntomas, no debe ir a la escuela y hay que avisar al médico.

A continuación se da una lista de las enfermedades más corrientes que afectan a un niño en sus primeros años escolares. Cada una de estas enfermedades está descrita ampliamente en un artículo de la guía médica.
Síntomas
Varicela: Fiebre, erupción con ampollas.
Rosa: Fiebre, erupción de color rosado.
Impétigo: Llagas con ampollas que se transforman en costras.
Sarampión: Seis o siete días de temperatura alta, nariz mucosa, tos y ojos irritados. Piel con erupción.
Paperas: Hinchazón de la cara en la barbilla y mejillas.
Escarlatina: Erupción con placas rojizas que cubren la cara y el tronco.
Anginas: Dolor de garganta, fiebre.

Las normas de seguridad que debe tener en cuenta el niño cuando va a la escuela incluyen la enseñanza de una regla elemental de tráfico: cruzar una calle.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.