Piel y huesos

Posted in 8 – Cómo se hacen las cosas, Cómo utilizar los residuos


¿Qué harías con un montón de pieles de vaca, una pila de orejas de muía, una tina de pezuñas de caballo, un cesto de cabezas de pescado y un barril lleno de huesos de diversos animales?

Probablemente lo echarías todo a la basura. Pero un fabricante de cola guardaría esos desechos y te pediría más, porque de ellos precisamente se sirve para preparar la cola.

Los fabricantes de cola echan todas las pieles y huesos en grandes calderas para que hiervan. Conforme se van calentando, empiezan a burbujear y finalmente se convierten en un líquido. Este líquido es la cola. Los operarios la escurren y la hacen hervir otra vez para que se haga más espesa. Después, la hacen pasar por un filtro, que la libera de impurezas, y la introducen en latas o frascos para venderla al público.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.