Mi mundo me abre sus brazos

Posted in 14 - Cómo soy yo, Mi mundo se ensancha


Cuando salgo de mi casa, mi mundo me abre sus brazos. Las personas forman parte de mi mundo. Para saber qué hacen, me voy a dar la vuelta a la manzana.

Huelo la comida que preparan las madres.

Oigo gritar a los niños.

Veo a los padres que limpian sus coches.

A veces le doy un terrón de azúcar a un perrito, o veo cómo sube a la acera un gatito.

Huelo el alquitrán y corro a ver cómo arreglan las calles. Suenan las bocinas de los coches.

Yo hablo con el vendedor de periódicos, con el cartero y con el chico del colmado.

A veces me paro a mirar cómo arreglan los hilos del teléfono.

Los guardias van mirando los coches a ver si hay alguno mal aparcado.

El camión de la basura va de puerta en puerta.

Cuando llego a la esquina de mi manzana me encuentro con otra delante. Aún hay más manzanas de casas a mi derecha y a mi izquierda.

Todas esas casas están llenas de gente que vive en ellas. A veces me pregunto cuántas casas hay en mi ciudad y cuánta gente vive en ellas. ¿Qué superficie de terreno abarca mi casa?

Mis ojos me dicen que las demás casas son muy parecidas a la mía. Pero yo sé que mi casa tiene algo muy especial. Yo vivo en ella.

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.