Prevención de Accidentes

No hay niño que no haya tenido alguna vez magulladuras, rasguños y golpes. Estas pequeñas lesiones, aunque momentáneamente son molestas, pueden ser educativas a la larga. Enseñan al niño importantes conceptos de seguridad. Los accidentes serios son naturalmente otra cuestión.
El niño debe ser protegido contra los accidentes, de una forma razonable, pero sin ampararlo en exceso ni tratar de reprimir su curiosidad, para que no se forje la idea de que el mundo entero es un lugar peligroso. Según la edad del niño y las circunstancias en que viva, algunas precauciones son especialmente necesarias, sobre todo si el niño es muy pequeño o travieso. Otras son importantes si vive en una zona de mucho tráfico o si existen máquinas en las cercanías.

Cómo proteger al niño. Cuanto más pequeño es el niño, más debe ser protegido. El niño de pecho, naturalmente necesita una protección especial. La silla alta y los andadores deben llevar correas para prevenir que caiga. Es peligroso dejarlo solo encima de una mesa, un sofá, una cama o el asiento del coche, que al ser de plástico puede ser resbaladizo y provocar su caída. Su cuna debe tener las barandillas bien sujetas. En cuanto empieza a gatear, es muy útil colocar unas puertas provisionales en los extremos de las escaleras. No hay nada mejor que el “parque” para protegerlo y mantenerlo fuera de peligro. De todas maneras no es bueno tenerlo demasiado tiempo encerrado, asegurándose de que “gatea y explora” lo suficiente vigilado siempre por una persona mayor.
Sus juguetes deben ser seguros. No debe tener ninguno con pequeños granos ni animalitos con ojos que pueda arrancar y tragarse.
El niño que todavía no levanta la cabeza, no debería dormir nunca con almohada, ya que podría asfixiarse. No se debe tapar nunca al niño con mantas gruesas ni poner su cuna cerca de cortinas pesadas que podrían cubrirle la cara. El plástico flexible es tabú en el mundo del niño. No se ha de cubrir nunca el colchón con él, ni dejarlo donde pueda cogerlo y ponérselo en la cara.
De manera sorprendente, la mayoría de los niños que se ahogan, lo hacen en sus casas más que en las piscinas públicas. Estos son niños pequeños a los que se deja solos, aunque nada más sea unos momentos, cuando están dentro de bañeras o piscinas. Ni siquiera para contestar al teléfono o abrir la puerta debe abandonársele.

Las asas de los cazos y sartenes deben estar hacia dentro, cuando se esté cocinando.

Curiosidad y precaución. Tan pronto como el niño gatea, va hacia los rincones y prueba de introducir sus dedos o juguetes en los enchufes eléctricos. Unos casquetes adecuados con los que se pueden cubrir es una forma sencilla de eliminar esta posibilidad.
El peligro mayor de descarga eléctrica está en los cordones y enchufes en mal estado. También se evitan muchos accidentes colocando a todos los electrodomésticos una conexión a tierra que conduzca la corriente hacia ella. Así en el caso de que se formara un cortocircuito y el niño tocara el aparato, no ocurriría absolutamente nada. Los enchufes del cuarto de baño no deben estar al alcance del niño ya que si éste los toca con las manos mojadas o,en el caso de que sean móviles, los mete en la bañera llena de agua, podría electrocutarse él y quizás quien lo esté bañando.

Seguridad en la calle y el automóvil. Un accidente de automóvil es uno de los mayores peligros para un niño. Desde el momento en que empieza a comprender, se le debe enseñar cómo poner atención al tráfico. Se ha de acostumbrar a mirar a ambos lados antes de cruzar la calle y hacerlo sólo cuando esté la luz verde o cuando el guardia urbano lo permita. Asimismo debe andar por el lado izquierdo en la carretera o donde no haya aceras. Si va en bicicleta, ha de aprender a conducir con seguridad y a obedecerlas señales de tráfico.
Un asiento especial para el coche o un cinturón de seguridad le protegerán en el caso de un paro repentino o un accidente, aumentando mucho sus posibilidades de supervivencia si se produjese éste. No se le permitirá ponerse de pie sobre los asientos, saltar por encima de ellos o asomarse a la ventanilla, ya que podría caerse o saltar por ella en un paro súbito. Si el niño va sujeto, no son necesarios seguros especiales en las puertas ni retirar las manivelas por su parte interior, evitándose así que el niño quede atrapado dentro del coche en un caso de emergencia.

as quemaduras son un peligro. Los niños pequeños, fascinados por el fuego y no teniendo noción del peligro, se acercan con frecuencia a él. Por este motivo, un niño pequeño no debe quedar nunca solo en una habitación en la que haya fuego encendido. Ha de aprender a mantener cierta distancia respecto a las hogueras, barbacoas, etc. En la cocina, es muy conveniente volver hacia adentro los mangos de las sartenes y cazos que se hallen encima de los quemadores.

Cómo resguardarlo del fuego. ¿Qué se puede hacer ante la atracción que siente el niño por el fuego? Primero, no dejarle que juegue solo, cerca de donde esté encendido. Segundo, dejar fuera de su alcance las cerillas y encendedores. Cuando sea lo suficientemente mayor para entenderlo, hay que hablarle acerca del fuego y sus peligros. Siempre que se le vigile, se le puede dejar encender una o dos cerillas o la barbacoa. Con esto puede desvanecerse el misterio del fuego y evitar que, a escondidas, juegue con cerillas.
Si es posible, no se le dejará nunca solo en casa. Podría encender algo o provocarse un incendio y atraparlo. El niño siente pánico ante el fuego y entonces no es dueño de sus actos.
Cuando sea suficientemente mayor, se le deben enseñar las principales reglas para evitar que los incendios se propaguen, como es el evitar las corrientes de aire, además de la forma práctica de escapar, sobre todo de su habitación.

Protección contra los venenos. Los medicamentos y productos tóxicos deben estar fuera del alcance del niño. Hasta los seis años aproximadamente, éste come todo lo que halla. Se debe tener en cuenta que puede meterse fácilmente en cualquier rincón, como es debajo de la fregadera, donde acostumbra a haber productos de limpieza.
La aspirina destinada a los niños, que lleva sustancias para darle buen sabor, y ciertas grageas de vivos colores, parecidas a caramelos, son muy tentadores y hay que tener en cuenta que, en pocos minutos, un niño puede tomar una dosis letal de 30 a 40 tabletas. Cuando hay niños en casa, no debe haber nunca medicamentos en los cajones de las mesitas de noche.
Un peligroso sistema es hacerle tomar una medicina diciéndole que es un caramelo.

Las armas de fuego son mortales. Cuando el niño tiene ya seis años, le fascinan las cosas peligrosas, así como su funcionamiento. Esconder el arma, aunque sea en un lugar inaccesible, no es suficiente. En primer lugar el arma nunca debe estar cargada y en segundo lugar se deben esconder por separado y en sitios completamente apartados el uno del otro, el arma vacía y las municiones.
Las máquinas son traidoras. A un niño pequeño no debe dejársele que esté cerca de máquinas de granja, herramientas eléctricas ni segadoras.
Estas últimas pueden levantar piedras, alambres e incluso briznas de hierba rotas que pueden elevarse y ser lanzadas a varios kilómetros por hora.
Un niño, aunque sea mayorcito, no debe manejar segadoras, herramientas eléctricas u otras máquinas complicadas, sin una buena vigilancia. El niño puede entrar a escondidas y empezar a maniobrar dentro del taller a fin de probar su habilidad y ser “igual que papá”; por lo tanto las herramientas han de estar equipadas con enchufes y conexiones que se tendrán bajo llave y las que sean portátiles, guardadas en un armario apropiado.

Seguridad en la natación. Una de las más importantes habilidades que pueden salvar la vida al niño es saber nadar. Pueden enseñarle los padres o bien ir a clases de natación con instructores profesionales. Unas normas estrictas acerca de ello, como el que nunca nade solo, ni lo haga en zonas sin vigilancia, además de saber cómo se practica la respiración artificial y otros primeros auxilios elementales, le ayudarán a evitar sus propios accidentes y a ser útil en los ajenos.

Cómo evitar mordeduras de animales.
En muchas ocasiones, es el niño y no el animal la causa de la mordedura. Para proteger al niño de mordeduras de animales, hay que enseñarle estas precauciones de seguridad:
■ No tocar nunca a un animal herido ni enfermo.
■ No tratar de parar con las manos una lucha entre animales. Que llame a un adulto o use el chorro del agua de una manguera.
■ No quitar la comida a un animal.
■ No amaestrar animales extraños.

Del nacimiento a los 4 meses
(Se mueve y da la vuelta en la cuna)
Objetos peligrosos
No se deben dejar objetos pequeños o cortantes cerca del recién nacido.
Fuego
Se debe tener cuidado en que la ceniza de los cigarrillos no queme al niño. Para evitarlo, se comprarán sus ropas, así como sus mantitas, de materia] no inflamable.
Automóviles
No se debe dejar nunca el cochecito del niño en un lugar donde pudiera deslizarse. El lugar del automóvil más seguro para el niño es una cu- nita portátil colocada en el asiento trasero.
Areas de juego
Las mejores áreas de juego son: un parque, una manta en el suelo o una cama grande.
Tóxicos
El mayor peligro está en mezclar accidentalmente sustancias tóxicas cuando se prepara el biberón. Se evitará el administrarle una sobre dosis de aspirina y antes de darle más dosis de la normal, se consultará con el médico.
Escaleras, puertas, ventanas
No se dejará nunca al niño cerca de una puerta o ventana abiertas, por las cuales pudiera caer y en ningún caso se dejará su cochecito ante la abertura de las escaleras de un metro o similares.
Juguetes
El niño debe jugar únicamente con juguetes- grandes y blandos. Nunca con juguetes con cantos o bordes cortantes.
Agua
Antes de bañar al niño, se comprobará con el codo la temperatura del agua. Nunca se le dejará solo en el baño, por ningún motivo.
Peligros especiales
Se mantendrán altas las barandillas de la cuna, para que no pueda caerse. No se dejará solo al niño en una silla alta, sofá o cama. No se pondrán almohadones en la cuna del niño, ni se utilizarán fundas de plástico para

De los 4 a los 7 meses
(Empieza a sentarse y a gatear)

Objetos peligrosos
Se deben tener siempre lejos del alcance del niño, botones, perlas, alfileres u objetos similares. Antes de dejarle en el parque o en el suelo, se deberá tener la seguridad de que no hay nada peligroso que pueda alcanzar.
Fuego
Al niño de esta edad no se le dejará nunca solo en la casa. Tampoco se dejarán cigarrillos, puros o pipas donde el niño pueda cogerlos o tirarlos al suelo.
Automóviles
El niño no deberá quedar nunca solo en el coche y cuando vaya dentro de él, irá en una cuna portátil o bien atado en su sillita.
Areas de juego
Al niño le encantará jugar en el jardín, en el porche o en el parque. Puede hacerlo siempre que se le vigile y procurando ante todo que no haya nada que pueda dañarlo.
Tóxicos
El niño ya puede coger cosas, por lo que no se dejarán tóxicos, medicinas u otras sustancias como detergentes, petróleo, etc., donde él pueda llegar.
Escaleras, puertas, ventanas
Si hay alguna escalera en la casa, será conveniente ponerle unas barandas. No se dejará solo al niño cerca de la entrada de un metro o de una puerta o ventana que no esté debidamente protegida con rejas o barandas.
Juguetes
Los juguetes deben ser de plástico o de goma y cuidar que no sean pequeños, ya que podría tragárselos.
Agua
Se seguirá la misma norma que en la etapa anterior, no dejándole solo en el agua o cerca de ella.
Peligros especiales
No se pondrán almohadones en la cuna del niño ni fundas de plástico en su colchón.


De los 7 a los 12 meses
(Gatea, se sienta, se pone de pie y anda)
Objetos peligrosos

Se mantendrán fuera del alcance del niño los cuchillos, tijeras y objetos frágiles. Se le enseñará a no jugar con los cordones eléctricos ni con los manteles, porque podría tirar lo que esté sobre la mesa. No se le pondrán ropas que lleven botones, ya que podría tragárselos. Fuego
Se vaciarán los ceniceros para evitar que lo haga el niño. No se le dejará nunca solo en una habitación con una chimenea encendida. Se pondrá una rejilla, a modo de pantalla, delante de ésta.
Automóviles
Se enseñará al niño a ir sentado y quieto en el coche. No se le dejará solo si está cerca de calles con tráfico.
Areas de juego
El parque es todavía el lugar más seguro.
Tóxicos
Se tendrá bien guardado todo lo que sea tóxico o venenoso. No se pondrán productos de limpieza debajo de la fregadera. No se dejarán botellas con medicinas, donde él pueda cogerlas.
Escaleras, puertas, ventanas
Se tendrán cerradas todas las verjas del jardín, las escaleras Iluminadas y las barandillas de las ventanas y puertas colocadas.
Juguetes
Los mejores son los de tamaño grande, cochecitos, etc.
Agua
Se vigilará constantemente al niño cuando está en la bañera o piscina. Si ha de hacer un viaje en barco, debería llevar chaqueta de seguridad.
Peligros especiales
Se cubrirán los enchufes de las paredes con unos casquetes de plástico especiales para ello y que se pueden hallar en el mercado. No se tendrán bolsas de plástico al alcance del niño. Se vigilará que no toque ni se lleve a la boca los cordones de la electricidad.

De 1 a 2 años
(Anda, corre, trepa a los muebles, etc.)
Objetos peligrosos
Se tendrán en lugares no accesibles para el niño objetos cortantes o de cristal. No se dejarán a su alcance avellanas, nueves, maíz, etc.
Fuego
Se tendrán fuera de su alcance las cerillas y encendedores y no se permitirá que se acerque a los fuegos hechos con hojarasca o similares.
Automóviles
Se le enseñará a no sacar los brazos o manos por la ventanilla y a que no se ponga de píe sobre el asiento. Se le sentará en una sil lita vertical especial para automóviles y se le acostumbrará a no bajar de la acera y a no jugar cerca del tráfico.
Areas de juego
Se pondrá una valla en el lugar del jardín donde él juegue, para que no pueda Ir hacia el tráfico.
Tóxicos
Se deben guardar bajo llave las medicinas, los Insecticidas y los productos químicos de la casa (Incluyendo el petróleo y el líquido de limpiar los muebles). Si el niño debe tomar medicinas en forma de pastillas, no se le dirá nunca que son caramelos.
Escaleras, puertas, ventanas
Ahora necesitará verjas y barandas más altas, que se mantendrán cerradas.
Juguetes
Cualquier cosa que el niño coja, irá a su boca, por lo tanto se evitarán los juguetes con partes desmontables y no se repintarán los juguetes con pinturas de plomo.
Agua
Las precauciones de seguridad son las mismas que en niños más pequeños. La principal es la colocación de verjas en los estanques, piscinas y pozos.
Peligros especiales
Se tendrán fuera del alcance del niño aparatos callentes como la tostadora y la plancha. Se protegerán las estufas y radiadores.


De los 2 a los 3 años
(Siempre investigando)

Objetos peligrosos
Se volverán hacia adentro las asas de los cazos que estén sobre la cocina y no se dejará que el niño permanezca cerca de máquinas en funcionamiento.
Fuego
No se permitirá al niño jugar con cerillas y tampoco atizar el fuego. Se debe tener cuidado cuando la niña lleve faldas acampanadas y esté cerca del fuego.
Automóviles
No se le dejará nunca tocar los mandos del coche. Se le dirá cómo cruzar la calle, pero sin dejarle que lo haga solo. Se le enseñará el significado de las señales de tráfico y no se le permitirá jugar cerca de la carretera o una calzada.
Areas de juego
La zona del jardín donde juegue se mantendrá sin objetos que puedan dañarle.
Tóxicos
Se tendrán todas las sustancias tóxicas cerradas con llave.
Escaleras, puertas, ventanas
El niño ahora ya puede abrir puertas y posiblemente ventanas. Se cerrarán con llave las que comunican con un lugar peligroso. Las escaleras se mantendrán despejadas para que no pueda tropezar.
Juguetes
Pelotas, bolos, animales de felpa, etc., que no tengan ojos ni ornamentos que pueda arrancar y tragar, son buenos juguetes para esta edad.
Agua
Mientras el niño se baña, se le vigilará cuidadosamente. No se le dejará solo en el cuarto de baño ni cerca de cualquier barreño o similar en el que haya agua y se empezará a enseñarle cómo se flota.
Peligros especiales
Se enseñará al niño a jugar amablemente con los animales domésticos y evitar a los vagabundos.

De los 3 a los 4 años
(Siempre en movimiento)

Objetos peligrosos
Los mismos que a los dos años.
Fuego
Lo mismo que a los dos años.
Automóviles
Se enseñará al niño a que nunca lance una pelota hacia la calzada. Antes de poner el coche en marcha, se comprobará que su cinturón de seguridad esté abrochado.
Areas de juego
Se explicará al niño que la verja cerrada significa que debe permanecer dentro del jardín. Se vigilarán sus actividades ya que ahora ya se aventura a subirse a las verjas y a abrir las puertas cerradas.
Tóxicos
Las mismas precauciones que a los dos años. Escaleras, puertas, ventanas
No se dejará nunca que el niño se asome o apoye en una ventana abierta y se le prevendrá de no subir y bajar las escaleras corriendo. Se fijarán las esquinas de las alfombras al suelo y no se utilizarán alfombras sueltas y pequeñas que puedan deslizarse.
Juguetes
Cualquier equipo de juguetes para el jardín es en extremo interesante para esta edad. Primero se revisará para ver si hay bordes o extremos cortantes. Se procurará que los columpios, en caso de tenerse, sean de lona, pero no de madera.
Agua
Debe empezar a aprender a nadar. No se le dejará solo cuando utilice tubos para bucear o flotadores hinchables que podrían deshincharse.
Peligros especiales
No se dejará nunca que el niño juegue con refrigeradores viejos, explicándole el peligro que representa por el material de que están construidos el cual, sobre todo en las puertas, es muy peligroso.


De los 4 a los 6 años
(Independizándose)

Objetos peligrosos
Se deberá instruir al niño para que no juegue con objetos cortantes o herrumbrosos y se evitará que toque cristales rotos.
Fuego
Los productos inflamables deben estar siempre fuera del alcance del niño. Se empezará a enseñarle las reglas de seguridad para el fuego, como el no acercarse a cenizas y no encender la estufa.
Automóviles
Se le acostumbrará a obedecer las señales de tráfico, a los guardias urbanos y a los policías de tráfico, recordándole que vaya con cuidado cuando esté fuera de casa.
Areas de juego
Se llevará al niño a los parques públicos para que juegue, enseñándole cómo subir y jugar en el columpio.
Tóxicos
Los mismos que a los dos años Escaleras, puertas y ventanas
Se le dirá que no cierre con llave la puerta de su habitación ni la del cuarto de baño. Se protegerá el cristal de las puertas que lo tengan, con algo adecuado o reemplazándolo por plexiglás o material plastificado. Se le prohibirá golpear cristales.
Juguetes
Se mantendrán sus juguetes en buen estado, o se tirarán si están rotos. Ahora ya puede Ir tras la pelota, por lo que se le aconsejará no ir a recogerla si se escapa a la calzada.
Agua
No se dejará nunca que el niño nade solo, sino que se le vigilará constantemente.
Peligros especiales
Se instará al niño para que pruebe a salir de su habitación por la ventana, simulando un incendio. Si se halla en un segundo piso, se fijará una escalera portátil a la ventana y se le enseñará cómo utilizarla.

A los seis años o más
(Va a la escuela)

Objetos peligrosos
Se continuará evitando que juegue con objetos peligrosos como herramientas o máquinas. Se insistirá en que las reglas de seguridad deben seguirse también fuera de casa.
Fuego
Se enseñará al niño los primeros cuidados para las quemaduras, qué ha de hacer si se queman sus ropas y cómo llamar a los bomberos en caso de ocurrir un incendio.
Automóviles
Los padres se asegurarán de que el niño toma precauciones antes de cruzar la calle y al ir en bicicleta.
Areas de juego
Se Instruirá al niño sobre los peligros que supone jugar en zonas en construcción, así como alrededor de agujeros, en cuevas y en casas abandonadas o vacías.
Tóxicos
Después de los seis años, el niño generalmente no come cosas de mal sabor que podrían intoxicarle, pero de todas maneras no se deben dejar de explicarle qué sustancias tóxicas hay en la casa o sus alrededores.
Escaleras, puertas, ventanas
El niño debiera dormir con la puerta de su habitación cerrada para que en caso de incendio, no entrara el humo.
Juguetes
Los mejores son los rompecabezas, juguetes creativos y equipos deportivos. Se le enseñará cómo jugar bien a la pelota y cómo cogerla o lanzarla sin peligro de hacerse daño.
Agua
Se tratará de que el niño vaya a clases de natación y se insistirá en que debe nadar siempre con seguridad absoluta.
Peligros especiales
Se procurará que el niño sepa lo que debe hacer en el caso de que se pierda o en el de presentarse algún imprevisto de emergencia.

0 0 votos
Puntaje
Suscríbete
Notificación de
guest

0 Comentarios
Comentarios interlineados
Ver todos los comentarios
0
Me encantaría conocer tu opinión, por favor, comenta.x