La salud en la preadolescencia

Posted in 15 - Guía para los padres, Preadolescencia


Peso y estatura
En el período que va de los 8 a los 13 años se realizan cambios básicos en el cuerpo de un niño. El cambio más evidente es su aumento en estatura y peso. En las niñas este desarrollo empezará entre los 11 y 14 años y pueden continuar creciendo hasta los 17 ó 18 años. Los niños empiezan a veces a aumentar de peso algo más tarde, de los 12 a los 16 años. Su capacidad de desarrollo en peso y estatura es mayor y más rápida. Puesto que continúa hasta los 20 años, cuando terminan los estudios generalmente rebasan la estatura de las niñas. Para más información véase la parte dedicada al crecimiento.
Otros signos de madurez
El aumento de peso y talla va acompañado de otros signos de madurez. Se dan cambios en el contorno del cuerpo y se moldean las características sexuales de orden secundario. En las niñas su figura larguirucha se redondea, debido principalmente a que el pecho, la cadera y los muslos ya no son músculo puro y los senos empiezan a crecer.
Los cambios en la figura de un muchacho son debidos al incremento de su fuerza muscular en los brazos y las piernas ya que sus hombros áe ensanchan y su esqueleto aumenta de tamaño.
El desarrollo sexual de las niñas.
El desarrollo sexual secundario en las niñas se inicia en los senos con una proyección de los pezones y luego un aumento gradual del tamaño de los senos. Tal vez ahora empezará a interesarse por los sujetadores, no tanto por su función como por otra razón importantísima: “todo el mundo los lleva.” Estar poco o muy desarrollada tiene una importancia menor. Ellas, se rigen por otras reglas: “¿Sus amigas los llevan?” Si los llevan y ella no, probablemente se sentirá excluida y triste.

Las chicas crecen antes que los chicos; esto es evidente en los bailes escolares.

La aparición de un vello suave en el pubis, que más tarde se oscurece y vuelve más grueso, es la etapa siguiente en esta floración del sexo. Al crecimiento del vello púbico sigue el de las axilas.
La primera menstruación aparece generalmente al mismo tiempo que el vello de la axila. Esta menstruación puede ir precedida durante varios meses de una descarga vaginal de color más pálido que la sangre. Durante el primero y segundo año las menstruaciones son irregulares porque la ovulación —desprendimiento del óvulo— y el desarrollo del óvulo son irregulares. La edad en que aparece la primera menstruación oscila entre los 11 y los 15 años.
La menstruación ocurre a causa de la interacción entre los ovarios y la glándula pituitaria. Cuando cesa la menstruación los ovarios secretan unas hormonas llamadas estrógenos que van a parar a la sangre. Los estrógenos causan un rápido crecimiento del revestimiento del útero. Una vez secretados los estrógenos, la glándula pituitaria secreta una hormona llamada foliculina.
La foliculina aumenta la secreción de estrógenos y favorece la maduración de los óvulos en el ovario. Mientras el óvulo madura, los ovarios secretan otra hormona llamada progesterona que también colabora en la preparación del revestimiento uterino. Cuando los ovarios secretan progesterona la glándula pituitaria secreta otra hormona llamada luteohormona. En el momento en que existe una determinada cantidad de foliculina y luteína el óvulo sale del ovario. Si no ha sido fecundado los ovarios cesan de secretar estrógenos y progesterona. Sin estas hormonas el revestimiento del útero se interrumpe causando la menstruación. Para información más detallada véanse los artículos sobre menstruación y flujo vaginal en la Guía médica.
El desarrollo sexual de los chicos
En los chicos el desarrollo sexual empieza con un aumento del tamaño del pene y los testículos acompañado del brote de vello púbico. Luego aparece vello bajo las axilas y en la cara. Generalmente el crecimiento de vello en las axilas va acompañado de un cambio en él tono de voz. Primero oscila alternando entre tonos altos y bajos. Luego, gradualmente, pasa a ser totalmente grave.

Cuando el vello púbico se riza y vuelve más grueso el muchacho empieza a producir esperma. Los testículos constantemente producen esperma. A veces se acumula y con otras secreciones produce una descarga nocturna. Los padres deben explicar a su hijo lo que le puede suceder. Si no, le puede asustar o causar una sensación de culpa inmerecida, ya que muchas veces la descarga nocturna va acompañada de sueños eróticos.

El cuidado de los dientes
Cuando al niño ya le han salido totalmente los molares —a los seis años— su dentista debería examinarlo periódicamente para prevenir cualquier irregularidad. Algunas de estas irregularidades no pueden ser corregidas sin aparatos. Su dentista probablemente aconsejará un especialista en esta clase de defectos.
Aunque la mayoría de los niños se sientan muy disgustados si se ven obligados a llevar aparatos o hierros dentarios, los resultados compensan el tiempo relativamente corto de incomodidades y molestias que puedan causar y el gasto que representa para los padres. (Hay más información sobre el tema en la Guía Médica, en el apartado dedicado a Dientes, mala oclusión de los.)

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.